Inicio | Quienes somos | Fundador | Secundaria | Bachillerato | Aviso de Privacidad|
INFLUENCIA DEL DEPORTE EN LA DISCIPLINA ACADÉMICA

Alumna Andrea Vianey García Avendaño. Asesora M. C: Olga Patricia Pinacho Gómez

El deporte es una actividad que nos beneficia en muchos aspectos, desde la parte física, brindándonos mejor funcionamiento corporal, pero también nos inculca aspectos positivos, como hábitos, carácter, actitud, disciplina, valores, que mucho ayudan en la formación. La mayoría de los adolescentes, en la actualidad, dejan de practicar algún deporte o actividad física cuando entran a la primera etapa de madurez, y empiezan a utilizar su tiempo libre en actividades poco productivas, que los van alejando de la disciplina académica.

Se sabe que en los últimos dos años, la mayoría de los estudiantes del nivel medio superior que presentan bajo desempeño, son los que no realizan ningún tipo de actividad física. En cambio los que practican algún deporte, están generando herramientas que les beneficia en su correcto desempeño académico.

Marco Histórico

El desarrollo del deporte  en México  es todavía incipiente en diversos aspectos, y requiere cuantiosos recursos para alentar una práctica mejor, más extendida y diversificada, lo que requiere sumar esfuerzos de todas las autoridades federales, estatales y municipales, señalaron los instructores Antonio Sánchez Sierra y José Luis Sánchez Alderete, profesores del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas, en su investigación: Análisis presupuestal del deporte en México.

Los deportes y las actividades físicas “han evolucionado hasta su reconocimiento  como un fenómeno social  con una dimensión cultural, histórica, política y tecnológica”, apuntan en el prólogo de la obra del español Jesús Castañón: Idioma y deporte.

A pesar de la importancia que tiene el deporte para la vida de muchas personas, ha sido escasamente estudiado desde las perspectivas mencionadas en México. Claudia Palma, profesora de educación física, ha comentado que “la relativa escasez de trabajos que provoquen una reflexión social sobre el deporte, limita el desarrollo de la investigación  y el análisis de los impactos que puede tener en los diferentes ámbitos de la vida social”.  En ese mismo sentido, la maestra Claudia Benassini escribió que el deporte enfocado desde las ciencias de la comunicación, “ha mostrado un interés creciente  por parte de los investigadores, pero constituye una veta todavía poco explorada por los estudiantes de las carreras de comunicación, quienes dado su interés en el tema y sus derivaciones, pueden hacer múltiples aportaciones”.

En México, en el marco de los coloquios de la red de investigación en comunicación efectuados en 1997 y 1998, se organizaron talleres que tuvieron diferente afluencia de personas interesadas, quienes expusieron que los estudiantes de licenciatura se ven en la necesidad de cambiar de tema de tesis, porque en sus universidades no cuentan con la línea de seminarios o el asesor adecuado para abordar los temas de deporte y comunicación.

Elementos Básicos

Uno es la disciplina, que significa regularizar, metodizar, ordenar, instruir, enseñar, pero no se puede enseñar donde no hay orden ni método. Para un maestro  mantener la disciplina en una aula es tarea difícil. La indisciplina de los niños y jóvenes no se reduce al ámbito escolar, sino que también se experimenta en los hogares. Las obligaciones de los padres los mantienen mucho tiempo lejos del hogar, por lo que sus hijos no reciben la educación adecuada, sino que son influenciados por las personas que quedan a su cuidado y que piensan diferente, pero si se quedan solos es peor, porque adquieren malos hábitos.

A través de la disciplina se contribuye a una positiva convivencia y a la formación de actitudes indispensables para la eficiente  adaptación social y laboral. Por el contrario, la indisciplina perturba la estabilización de hábitos y actitudes requeridos para las horas de estudio, trabajo o recreación.

La actitud es otro elemento importante. Un tratadista la define como “estado de disposición mental y neural, organizado a través de la experiencia que ejerce una influencia directa o dinámica, sobre las respuestas del individuo a toda clase de objetos y situaciones con los que se relaciona.”

También se puede decir que las actitudes son un conjunto de creencias, sentimientos y tendencias que predisponen al individuo a actuar de una determinada manera. La actitud mental positiva es la adecuada en cualquier situación, ayudándonos a resolver los problemas que puedan presentarse en nuestro camino. Una actitud positiva ante la vida nos ayudará a tener siempre una visión mucho más optimista.

Los hábitos son factores importantes cuando nos ayudan a triunfar. El hábito de estudiar es el más potente índice del éxito académico, mucho más que el nivel de inteligencia o de memoria. Lo que determina el buen desempeño académico es el tiempo que se le dedica y el ritmo que se le imprime al trabajo.

Durante la educación media generalmente se van acentuando  los hábitos de estudio, de manera sistemática, ya que no suelen enseñarse directamente. Al iniciar una carrera  tienen más contenido y niveles de exigencia, puesto que hay menos control externo, menos supervisión del entorno inmediato, y porque el estilo pedagógico es diferente. Comprende mejorar las estrategias de organización del tiempo, habilidad para tomar notas, técnica de búsqueda y selección de información, atención y concentración prolongados.

Hábitos Deportivos

Los comportamientos y hábitos deportivos en los jóvenes presentan múltiples aspectos. Las prácticas deportivas se pueden enfocar desde tres perspectivas: deporte extraescolar, clases de educación física y tiempo de receso.

El Instituto de la Mujer considera como deporte extraescolar aquel que es practicado por iniciativa propia, es decir, de libre elección y generalmente en el tiempo de ocio. Por la similitud que guarda, en ciertos casos se puede considerar como un complemento de la educación física escolar.

El deporte forma parte de todo un plan de estudios por su importancia educativa, ya que a través de él se logra adquirir sentido de la disciplina y responsabilidad, así como mayor desarrollo de la inteligencia táctica y estratégica, además de aportar  beneficios para la salud, tan importantes como los hábitos de higiene y alimentación.

Hay una infinidad de deportes y actividades físicas que los jóvenes pueden llevar a cabo, y que se pueden ajustar perfectamente a sus horarios, condición física, forma de ser, intereses y personalidad. Se pueden clasificar en cinco grupos, que son: de combate, de pelota, atléticos, de contacto con la naturaleza y mecánicos.

El deporte de combate comprende  el boxeo y los diversos tipos de lucha olímpica; el de pelota abarca el futbol, baloncesto, basquetbol, tenis, ping pong, wáter polo, frontón y similares; el atlético comprende, entre otros, la gimnasia y la natación; el de contacto como el esquí, alpinismo, caza, canotaje, vela y otros; del mecánico forman parte el automovilismo, el ciclismo y el motociclismo.

Entre las ventajas y beneficios que se obtienen mediante el ejercicio físico y el deporte, son el mejoramiento de la salud y la calidad de vida, el psíquico y socio afectivo. A nivel físico  elimina grasas y previene la obesidad, aumenta la resistencia ante el agotamiento, previene enfermedades coronarias, mejora la amplitud respiratoria y la eficacia de los músculos respiratorios, disminuye la frecuencia cardiaca, favorece el crecimiento, mejora el desarrollo muscular, combate la osteoporosis, mejora el rendimiento físico general, aumentando los niveles de fuerza, velocidad y resistencia.

A nivel psíquico tiene efectos tranquilizantes y antidepresivos, mejora los reflejos y la coordinación, aporta sensación de bienestar, elimina el estrés, previene el insomnio y regula el sueño. A nivel socio afectivo estimula la participación e iniciativa, estimula el trabajo en grupo, canaliza la agresividad, favorece el autocontrol, enseña a aceptar y superar las derrotas, a asumir responsabilidades y aceptar las normas y mejora la imagen corporal.

Desempeño Académico

El desempeño académico se puede definir como la valoración  del trabajo que el alumno realiza en un periodo determinado en sus labores escolares, como alto, mediano y bajo desempeño.

Entre los factores que afectan el desempeño académico, figuran: falta de interés por las actividades escolares, relaciones fuera de la escuela, amistades inoportunas, responsabilidades ajenas a los estudios, falta de motivación, no plantearse metas a corto, mediano y largo plazo y factores socio económicos.

Para lograr un buen desempeño académico, el alumno debe conocerse así mismo,  su capacidad de memoria y sus habilidades para la investigación; saber las características de la materia que tiene que aprender, para aplicar los procesos de razonamiento y estadísticos; enterarse de las habilidades que se requieren para la evaluación  de un examen, oral, escrito, de preguntas y respuestas, de análisis de diferentes casos. Cabe mencionar que esto se va adquiriendo con la práctica, y que no todos los alumnos lo logran.

La relación entre desempeño académico y deporte se ha comprobado, porque ambas han generado hábitos y habilidades de suma importancia para los estudiantes. El deporte desarrolla la destreza, responsabilidad, disciplina, control de nervios y un panorama más amplio de la vida, pero también fortalece los valores, como el respeto al trabajo, a los semejantes y a sí mismo, y genera un ambiente agradable para los estudios. El deporte y los estudios propician que las metas sean cada vez más grandes, se aprende casi sin tropiezos, ya que la mente se amplía y hace notar los errores y los aciertos.

Investigación

Se realizó en la ciudad de Oaxaca con estudiantes del nivel medio superior, con edades de entre 15 y 18 años, en diferentes escuelas privadas. De ellos, 20 cursan el primer año de bachillerato, 60 el segundo y 20 el tercero. Los datos obtenidos fueron:

58 consideran que tienen buen desempeño, 20 muy bueno, 12 excelente, seis regular y cuatro bajo.

60 de los entrevistados dedica de una a dos horas al estudio fuera del horario de clases, ocho de dos a tres horas, 16 estudian  de 30 minutos a una hora, 12 estudian menos de 30 minutos y cuatro nada.

Concluyeron el semestre con calificación de 9.1 a 10, 38 estudiantes, 27 con 8.1 a 9, 25 con calificación de 6.6 a 7.9 y diez estudiantes tuvieron bajo rendimiento, con calificación de 5. A 6.5.

Actividades extraclase, 32 alumnos tienen actividades culturales, 28 deportivas, 16 artísticas, 20 alguna otra y cuatro no hacen nada después de clases.

A 36 alumnos les gusta el deporte en forma individual, a 24 los deportes de destreza, a 20 los de equipo, a 12 los de contacto y a ocho alumnos no les gusta ningún tipo de deporte.

49 alumnos prefieren el futbol, 20 el basquetbol, 13 la natación, 11 el voleibol y siete el tennis.

52 alumnos han practicado de uno a dos deportes, 27 de tres a cuatro, 13 de cuatro a cinco  y ocho no han practicado ningún deporte.

Para 33 alumnos la práctica de un deporte es muy importante, 27 no lo ha considerado, 17 dijeron que poco y 13 no le dan ninguna importancia a practicar un deporte.

59 estudiantes consideran que mediante el deporte se desarrollan más los valores, 16 dijeron que la salud, 14 que las actitudes y 11 dijeron que todas las señaladas.

40 entrevistados dijeron que se consideran responsables, 24 que disciplinados, 21 que solidarios, 12 señalaron otros valores y tres dijo que ninguno.

El mejor tipo de estudiante es el que sólo se dedica a la escuela, dijeron 40 estudiantes, 35 que el que también practica un deporte, 16 dijeron que los que tienen otras actividades culturales y 9 que ninguno de los anteriores.

¿Qué tiempo le dedicarías a las actividades deportivas en tu escuela?: 30 dijeron que de 30 minutos a una hora, 25 más de una hora, 20 de 30 minutos a más de una hora, 18 de 15 a 30 minutos y siete dijeron que menos de 15 minutos.

Entre la familia de los alumnos, de 49 practican un deporte pocas veces, de 26 algunas veces, de 10 de dos a tres veces a la semana, de nueve pocas veces y de seis nunca.

54 alumnos realizan actividad física dos o tres horas diarias, 21 una hora o menos, 16 de dos a tres horas y nueve de tres a cuatro horas diarias.

La mayoría de los entrevistados, 57, consideran que existe relación entre deporte y estudios, 23 dijeron que no lo habían considerado, 18 que hay poca relación y dos dijeron que ninguna.

En su escuela de 48 alumnos se promueve mucho el deporte, en la de 22 poco, en la de 16 lo adecuado y en la de 14 nada.

42 alumnos no han consideran si el deporte es buena herramienta para la vida cotidiana, 26 dijeron que sí, 18 dijeron que no y 14 que depende del deporte.

Entrevistas

En entrevista con el profesor Israel Antonio Infante, coordinador general de la Alberca Olímpica de Oaxaca, hizo mención a que los nadadores sobresalientes llevan un proceso de adaptación entre la escuela y el deporte de alto rendimiento, ya que para él el deporte y los estudios son de igual importancia. Comentó que si en otros países y estados de la República se fomenta mucho el deporte, en Oaxaca no porque no hay manera de hacerlo. Dijo que los muchachos que asisten a este centro van entendiendo que el deporte ayuda mucho, ya que aparte de beneficiar la salud, ayuda a fortalecer los valores, que en la actualidad los jóvenes van perdiendo. Que asimismo, ayuda a desarrollar habilidades y a fomentar una disciplina y un compromiso con ellos mismos.

También se entrevistó al nadador de aguas abiertas Rodrigo Elorza, radicado actualmente en Jalisco pero originario de Oaxaca, y comentó que ha tenido muchas experiencias positivas a lo largo de su carrera como nadador, y que es verdad que el deporte brinda herramientas para el mejor desempeño, tanto en lo académico como en la vida cotidiana, porque se aprende más, se es más fuerte y se lucha por los propios intereses. Consideró que gracias al deporte se le han abierto muchas puertas en lo académico, que ha obtenido becas y viajes, pero que también le han ayudado a salir adelante en situaciones  que si no hiciera deporte no sabría cómo reaccionar. Finalmente Rodrigo Elorza hace una invitación a todos los adolescentes a que practiquen un deporte, el que sea de su agrado, lo cual es muy sencillo.

Conclusiones

El deporte brinda todas las herramientas necesarias para el mejor desempeño académico, pero lamentablemente en Oaxaca no está bien fomentado, por lo que la mayoría de jóvenes de entre 15 y 18 años le van perdiendo interés.

Se debe buscar la forma en que se fomente más entre los estudiantes del nivel medio superior, ya que el deporte les va a inculcar hábitos y actitudes que ayudan a tener buen desempeño académico, y que el mismo es un medio para descargar energías y controlar el estrés, tan común en este tiempo.

Se propone implementar becas deportivas en las escuelas para apoyar esta actividad, porque en algunas preparatorias, lamentablemente, no le ven sentido a la práctica del deporte.

Bibliografía: Internet, La Inteligencia Emocional, de Daniel Goleman y Ética del Deporte, de Fernando Savater.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla


 
Banner
Banner
Banner
Banner

Encuesta

¿Para qué utilizas el Internet?
 

 

 

 

Fátima No. 100, Fraccionamiento Villa San Luis, C.P. 68059, Oaxaca de Juárez Oax.
Teléfonos: (01 951) 513 7656, 518 44 30 y 513 18 18. Celular: 044 951 244 29 75. E-Mail: direccionacadinlusa@yahoo.com.mx